Curaduría y museografía educativa en línea. ¿Es posible construir conocimiento y desarrollar proyectos a distancia?

By abril 24, 2014MEDIACIONES

“…si no hay libertad, si no hay confianza, si no hay posibilidad de aprehensión y de personalización del mundo, de la realidad, de las personas y de las cosas, sin esto no podemos hablar de educación.” –Alfredo Hoyuelos[1]

El 9 de junio de 2014 inicia el curso en línea “Curaduría y museografía educativa”, en Aula Virtual de Taller Multinacional[2]. Por segunda ocasión, me corresponde tutorizar y guiar al grupo en la construcción del seminario (El curso se impartirá nuevamente en abril de 2015 y marzo 2016).

Este curso consiste en una introducción a la reflexión y práctica de la tendencia curatorial y museográfica educativa que, si bien se considera una tendencia incipiente, desde hace más de cuatro décadas se han ido generando teorías, metodologías, estrategias y herramientas que permitan resolver los objetivos museísticos de relación con los visitantes, las comunidades y su contexto. El curso se desarrolla a partir la reflexión y crítica al estado actual de la curaduría educativa y museografía didáctica, a la par de la práctica particular para conceptualizar y desarrollar un proyecto funcional de tales cualidades. El curso tiene una duración de ocho semanas, en las cuales se desarrollan seis temas, a través de distintas actividades y conversaciones, y un proyecto final.

En la mayoría de los museos existen recursos didácticos que apoyan la relación y mediación con el público (hojas de sala y fichas didácticas, juegos de pistas para niños, salas lúdicas, recursos museográficos de contextualización); algunos de estos casos banalizan o cargan la información, se concentran en actividades manuales, y subestiman a su público; pero otros, ofrecen posibilidades de lectura que apoyan la experiencia significativa del visitante desde el contenido expositivo y su aportación didáctica, siendo los casos objetivo de este curso. Indudablemente, la situación actual de los museos requiere de profesionales capacitados que aseguren las bases teóricas de los mensajes, la funcionalidad comunicativa y la cualidad relacional de las propuestas.

¿Es posible construir conocimiento, a distancia, de una práctica que la mayoría de las veces requiere nuestra presencia?

Los espacios dedicados al aprendizaje están cambiando: Ya no se encuentran delimitados físicamente y los programas educativos se adaptan a cada uno de los individuos. Las escuelas y universidades no son los únicos lugares para tener acceso a la educación; ahora es posible aprender desde casa, desde la oficina, en espacios comunitarios, como los museos o las nuevas aldeas digitales. Y en el caso de la curaduría y museografía educativa, superando las exposiciones virtuales como meras recopilaciones, cada vez encontramos más herramientas en Internet y en la telefonía móvil que involucran los espacios museísticos y sus visitantes.

Las posibilidades que da el eliminar las barreras físicas y temporales son valiosísimas: El estudiante y el visitante a un museo tiene mayor control de qué (programas y contenidos especializados y flexibles) y cómo aprende (en tiempo, espacio, ritmo y recursos).

En el caso de este curso, el trabajo en línea provee un gran número de recursos y herramientas para conocer y conectarse, como colecciones de imágenes y video particulares de la práctica, ensayos, estudios e investigaciones recién publicadas; además de trabajar directamente en Internet, una plataforma con grandes posibilidades de comunicación, relación e innovación, no solamente en el ámbito museístico.

Desde que inicié el diseño instruccional del curso, lo concebí como una construcción colaborativa del conocimiento, a partir de reflexiones personales, experiencias pasadas o presentes, y prácticas compartidas en el ámbito museológico. Y,  después de la primera experiencia tutorizando el curso, puedo afirmar que con la aportación de más de veinte profesionales ubicados en Argentina, Bolivia, México, Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Venezuela, se amplió la base bibliográfica con la que trabajamos, recopilamos muchos más ejemplos valiosos de curaduría educativa y otros tantos más de herramientas museográficas didácticas, y se trabajaron proyectos tan variados como las instituciones y los propios intereses de cada uno lo permiten. Además, en lo personal, lo más significativo de un curso de apenas dos meses de duración es que, entre todos, logramos mantener una comunidad compartida, reflexiva y activa de individuos con búsquedas similares, que –a casi un año de haber concluido el primer curso– de alguna manera, se mantiene.

¿Qué obtener de la educación a distancia para el ejercicio de la curaduría y museografía educativa?

Aunque la respuesta sería motivo de un texto aparte que incluyera la concepción y la práctica educativa desde ambas labores, aquí puedo esbozar algunos de los elementos y procesos en común.

Ambas requieren de labores de planeación, mediación, guía, retroalimentación y seguimiento de los contenidos y recursos. Una gran ventaja de la educación a distancia a través de computadoras y plataformas digitales (así como recursos tecnológicos usados en los museos y sus sitios de Internet) es la facilidad con la que se puede obtener datos cuantitativos sobre el proceso de aprendizaje del estudiante: A qué documentos le dio clic, cuánto tiempo estuvo conectado al espacio del curso, cuánto tiempo le dedicó a la lectura de los recursos educativos, cuántas veces participa en foros o diálogos con sus compañeros, etc. Todos estos elementos pueden convertirse en una gran matriz de información que podrá interpretar el tutor, guía o mediador. Por ejemplo, la retroalimentación y evaluaciones que llevamos a cabo en el primer grupo del curso implicaron modificaciones al programa y contenido del próximo a iniciar, para ajustar el nivel a las expectativas y necesidades de los profesionales que participan en él.

Los propósitos de la educación dentro de la escuela, en los museos o en aulas virtuales se concentran en la trascendencia de los contenidos: La intención supondría que el alumno o visitante lleva los experiencias y conocimientos adquiridos fuera del aula o del museo a su vida diaria y profesional. Es así que tanto la educación a distancia como la curaduría y museografía educativa implican nuevos roles, actitudes, enfoques metodológicos y modelos transdisciplinarios que se ajusten a la autonomía del individuo y a las necesidades actuales de comunicación y aprendizaje: El alumno y visitante ya no es un receptor que recibe información y ahí concluye su tarea, sino es un constructor de conocimiento y experiencias.

 

***INFORMACIÓN ACTUALIZADA SOBRE SEMINARIO 2016***

DURACIÓN: Marzo 30 de 2016  – Mayo 24 del 2016 (8 semanas / 80 horas)
INSCRIPCIÓN: $4,944.00 (pesos mexicanos) | Consulta cupones de descuento
MÁS INFORMACIÓN (temario, metodología, etc.): Aula Virtual Taller Multinacional

 


[1] Hoyuelos, Alfredo. La estética en el pensamiento y obra pedagógica de Loris Malaguzzi. Barcelona: Ediciones Octaedro, 2006.
[2] Taller Multinacional es un grupo de artistas y gestores culturales que gestionan y producen proyectos de arte. Uno de ellos es Aula Virtual que ofrece programas educativos en español y en línea a aquéllos interesados en la teoría y práctica de las artes visuales.
Nayeli Zepeda

Nayeli Zepeda

Historiadora del arte y maestra en museografía didáctica. @nayelizepeda

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

En NodoCultura indagamos en los terrenos comunes y los escenarios de contradicción de los museos y el patrimonio.

Nodo es concentración, acuerdo, ruptura, convergencia, cruce, pausa, tensión.