Museos verdes… Museos que apuestan por el factor de cambio

By agosto 26, 2014MUSEOLOGÍAS

En unos meses se inaugurará un espacio museístico en la ciudad de Monterrey, Nuevo León; el Museo Papalote Verde, centro enfocado a la cultura verde y prácticas sustentables. Su misión es “ser un espacio de encuentro para la niñez fomentando una responsabilidad ambiental, inculcando y transmitiendo valores que los preparen a los retos que experimentarán a futuro”. Un proyecto ambicioso, pero que en medida refleja la misión/visión que están adoptando desde hace unos años, los espacios-centros museísticos en Latinoamérica; los museos (independientemente de su enfoque), quieren conectar con diversos segmentos, buscan diversificar sus propuestas vinculando exposiciones, eventos y programas educativos a prácticas contemporáneas (eco-friendly), y durante ese proceso, surge un efecto de organicidad, ya que los espacios se transforman en centros culturales híbridos, en la que la interdisciplinariedad es protagonista y elemento fundamental de lo actual.

Tres son los espacios que he decidido mencionar como ejemplo, referente a integrar total o parcialmente una cultura verde:

MAMBO (Museo de Arte Moderno de Bogotá)         

Al navegar por la página del museo y conocer las diversas formas de acceso al recinto, destaca la referente a “Cómo llegar en Bicicleta”, en el que a través de un micrositio de Google, nos permite conocer las distintas rutas de la ciudad que dan acceso al museo.

La práctica adoptada por el MAMBO de inculcar en sus visitantes el uso de la bicicleta no es una estrategia aislada, forma parte de un plan de políticas públicas del ayuntamiento de Bogotá por reflejar una ciudad más humana; Bogotá HUMANA, es el concepto de marca-ciudad que se pretende lograr, la cual se fortalece cuando se hace partícipe a instituciones públicas y privadas de distintos ámbitos, generando sinergias colaborativas con un fin en común (detonar hábitos que mejoren la calidad de vida de las personas), a la vez que surgen efectos colaterales que impactan positivamente en éstas (las instituciones).

El efecto colateral que experimenta el museo MAMBO es integrarse a una filosofía de vida que permea en todos los segmentos de la ciudad, logrando así, el vincularse a todos ellos.

MUSEO MACAY (Museo Fernando García Ponce-MACAY)

El programa “Punto de Encuentro”, fue concebido, con el objetivo de ser una plataforma para jóvenes creadores en distintas disciplinas; a través de los años se ha fortificado, diversificando sus proyectos.

Uno de los ámbitos de colaboración, es con las Asociaciones Civiles que promueven la filosofía “verde” en la comunidad; el resultado tangible de las referidas sinergias, es el evento Ya AXLUM, que en coordinación con las asociaciones Ecotianguis, Niños y Crías, entre otras, fomenta encuentros de participación social enfocados a la cultura ecológica. El leit motiv de este año (2014) es una celebración al Día de la Tierra y, está conformado por talleres, charlas, música, venta de productos orgánicos y otras actividades multidisciplinarias que involucran a toda la comunidad.

Punto de Encuentro, permite valorar y reconocer la importancia de generar proyectos interdisciplinarios en las instituciones culturales, y el impacto que éstos tienen, en una sociedad multipoliédrica. La filosofía interdisciplinaria adaptada a la gestión cultural, es cada vez más recurrente y otorga singularidad a los espacios culturales que ofertan servicios que integran- cohesionan, en un mismo entorno y tiempo, a segmentos diversos de la comunidad.

Asimismo, el programa devela en cierta medida, el interés del centro museístico, en conectar la comunidad con un elemento vivo y propio de la región; su patrimonio natural. El Museo Macay se encuentra ubicado geográficamente en Mérida, Yucatán, ciudad post-colonial con un patrimonio histórico invaluable, rodeado de una riqueza natural excepcional.

Es a través del programa (Punto de Encuentro), que el museo se proyecta como un espacio museístico de proximidad, inculcando valores que inciden en la preservación de los recursos naturales que caracterizan a la sociedad de la cual forma parte; se genera un vínculo profundo, se fortalecen los lazos, al final una ideología compartida entre los habitantes y el museo mismo, los identifica.

Fundación Inhotim

La Fundación Inhotim, surge de la iniciativa del mecenas brasileño, Bernardo Paz, cuya visión está enfocada a la educación ambiental a través del arte contemporáneo y su relación con el entorno natural.

A lo largo de los años la fundación ha logrado constituir una sólida programación multidisciplinar en la que dos ámbitos son la columna vertebral que rige el espacio: el arte contemporáneo y la preservación de especies exóticas de flora y fauna de diversos continentes.

Navegando por su página es posible transportarse kilómetros de distancia y adentrarse a un entorno exótico matizado por esculturas gigantescas que armonizan orgánicamente; el usuario cultural es testigo de una nueva ideología en torno a la sustentabilidad cultural, expuesta en su hábitat natural, más cercano y humano.

Considero a la Fundación Inhotim, como espacio único e innovador, por dos razones:

  • Forma parte del sector de la economía naranja; desde su creación contribuye de manera directa, en la economía de la región al ser considerado el segundo centro, que genera empleo para los habitantes del municipio de Brumadinho. Asimismo, su colección de flora y fauna, es considerada la más importante colección de especies vivientes en todo el país; factor que beneficia directamente en la consolidación del turismo eco-cultural de la comunidad.
  • Una sólida programación de actividades culturales enfocadas a la educación ambiental; un ejemplo tangible, es el proyecto El Jardín para todos los Sentidos.

El Jardín para todos los Sentidos conduce al usuario cultural a una experiencia sensorial, emocional, e íntima, haciendo uso de los 5 sentidos (vista, tacto, gusto, oído y olfato), en la que es posible interactuar y conocer las diferentes especies que integran el espacio. La finalidad del proyecto, es crear vías de aprendizaje, intercambio de experiencias y conocimientos entre todos los implicados.

El trabajo realizado en la Fundación Inhotim, se traduce en innovación, dedicación, y sobre todo de un espíritu de lucha; transgrede, a través de paisajes naturales y formas contemporáneas, aquello que estigmatiza a una comunidad.

“¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no puede ser también un objetivo latinoamericano con métodos distintos en condiciones diferentes?”, ante la interrogante expuesta por Gabriel García Márquez en su discurso al recibir el Nobel en el 82, varios años han pasado, y la América Latina que caminaba en soledad, ha virado su andar; la América Latina del siglo XXI ha iniciado un recorrido de hermandad, desarrollando la creatividad con un efecto catalizador, que ha convertido en fortalezas, las debilidades que nos caracterizaban.

* Artículo originalmente publicado en mayo 27 de 2014,  en “Incipientemente cultural“.

Raúl Elizondo

Raúl Elizondo

Máster en gestión cultural dedicado a la vinculación y gestión de proyectos. @rauli82

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

En NodoCultura indagamos en los terrenos comunes y los escenarios de contradicción de los museos y el patrimonio.

Nodo es concentración, acuerdo, ruptura, convergencia, cruce, pausa, tensión.