¿Cómo lograr concordancia entre redes sociales, espacio cultural y público?

By enero 26, 2016GESTIONES
¿Cómo lograr la concordancia entre el uso de las redes sociales, los objetivos del espacio cultural y las necesidades del público?

 

En la actualidad, donde cada vez existen más criterios para la segmentación del público de un museo o espacio cultural, es indispensable determinar cuáles son los factores importantes para la apertura de una cuenta en las redes sociales que existen y no perderse en la diversidad de estas plataformas que oferta el Internet.

Lejos ha quedado el tiempo en el que era suficiente sólo abrir una cuenta en Twitter o Facebook y alimentarla de manera esporádica para que el espacio cultural tuviera una presencia virtual y apoyarse así para la difusión de su colección y actividades. Sin duda la incursión de estos recintos en las redes los ha convertido en lugares mucho más sociales de lo que se tenía proyectado por las personas que laboran en ellos, por lo que es tarea del recinto abrazar esta realidad y manejar el contenido y medios óptimos para satisfacer a los diferentes tipos de público y las necesidades que han depositado en las instituciones ya sean de naturaleza espiritual, emocional, intelectual o social, siempre dando atención tanto a los curiosos, como a los investigadores, los que buscan temas específicos y los que siguen tendencias. Las preferencias de los mismos deben también tomarse en cuenta porque existe el público que desea conocer datos concretos de las colecciones, los que están al pendiente de las personas y sus conexiones, los que demuestran un mayor interés por los objetos y sus detalles estéticos y los que buscan experiencias físicas dentro del espacio.

Aquéllos que manejan de manera profesional o simplemente por gusto más de tres redes sociales y leyeron lo anterior, probablemente hicieron de manera inconsciente un ejercicio de clasificación por lo menos de las preferencias de los públicos ubicándolas entre las diferentes plataformas que existen. Es tan diversa la oferta de redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, Vine, Storify, Pinterest, Snapchat, etc.) que resulta imperativo hacer planes de trabajo donde coincidan las necesidades del público que se desean satisfacer con los objetivos del espacio cultural para llevar a cabo acciones sistemáticamente de principio a fin y obtener los mejores resultados desde la planeación hasta el poco valorado análisis y monitoreo.

Sin duda, 2016 trae consigo nuevos retos en materia de redes sociales; por ello debemos estar conscientes desde un principio de nuestros intereses, herramientas y recursos para potenciar los alcances de estas plataformas y así generar los resultados que deseamos como institución de servicio al público, sin ahogarnos tratando de abarcar todas las redes sociales si al final de cuentas no responden a lo que queremos.

A continuación, les comparto una lista de acciones que he elaborado con base en la gestión de medios sociales de diferentes espacios culturales y que me ha sido de gran utilidad para fijar planes de trabajo en los que comparten intereses tanto el público como el recinto que desea utilizar diversas redes sociales:

  • Fijar el objetivo: ¿a qué tipo de público deseamos llegar? / ¿Cuáles de sus necesidades deseamos cubrir?
  • ¿Cuál es la red social idónea para ello?
  • ¿Cómo y con qué frecuencia lo vamos a hacer?
  • ¿Alguna otra institución lo ha intentado? ¿Cómo ha sido su aproximación?
  • ¿Podemos adaptar medidas ya tomadas de manera exitosa por diferentes espacios en nuestras instituciones? ¿En qué podemos innovar para mejorarlas?
  • Elaborar la estrategia y el plan de trabajo
  • Llevarlo a cabo de acuerdo a la frecuencia establecida
  • Monitoreo y medición de resultados
  • Análisis: ¿Se cubrió efectivamente la necesidad del público? ¿En qué nos benefició? ¿Cómo le damos continuidad a este proyecto en la red social seleccionada?

Posteriormente podemos analizar acciones en redes sociales y cómo han sido llevadas a cabo por diferentes museos nacionales e internacionales para que nos sirvan de inspiración para crear e innovar acciones que beneficien a los espacios para los que trabajamos sin perder de vista al elemento que definitivamente da vida y propósito a nuestra existencia: el público.

¿Qué otras acciones, estrategias o programa llevas a cabo para involucrar al público en las posibilidades de las redes sociales de tu museo o espacio cultural? 

 

Daniela Ramos

Daniela Ramos

Comunicóloga y gestora cultural. Especialista en medios sociales enfocados a empresas culturales y aplicaciones virtuales. @Lain_MX

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

En NodoCultura indagamos en los terrenos comunes y los escenarios de contradicción de los museos y el patrimonio.

Nodo es concentración, acuerdo, ruptura, convergencia, cruce, pausa, tensión.