Textos de museos: relevancia y participación. ¿Cómo empezar?

By noviembre 22, 2016MEDIACIONES

“¿Podríamos imaginar un texto de pared que nos hiciera reír o llorar, o uno tan elegante o intelectualmente sorpresivo que lo recordáramos, sin ser pedido, meses después, en la bañera o en el camión?”[1].
–Tom Morton

Los textos de museos organizan, forman, conectan y posibilitan el diálogo, el vínculo, el aprendizaje y la interacción. Son las herramientas básicas que intervienen en la planeación museológica, el diseño museográfico, el recorrido de una exposición o los procesos de comprensión, interpretación, contextualización y experiencia.

En Museum Texts. Communication frameworks, Louise Ravelli[2], basada en la Lingüística Sistémico Funcional, aborda la comunicación como una semiótica social, implicando que los textos de museos han de entenderse y evaluarse dentro del contexto en el que se enuncian. Ravelli menciona que la comunicación debe ser más explícita, consistente, reflexiva, y sobre todo, efectiva, lo que implica que contribuya a los intereses y propósitos de la institución, al mismo tiempo que responda a las demandas de los visitantes[3].

¿Por dónde empezamos?

Beverly Serrell [4], referencia obligada en el estudio de los textos de museos, especialmente por su libro Exhibit Labels: An Interpretive Approach, plantea la “Gran Idea” (Big Idea) como aquélla que limita, enfatiza y comunica la exposición de una forma organizada, coherente y precisa.

Esta gran idea desde la que habrá de partir el equipo del museo es una declaración, “una sola oración con un sujeto, una acción, y una consecuencia. No debe ser vaga o compuesta. Es una sola gran idea, no cuatro.”[5] Para Serrell, la claridad (no la simplicidad) es útil tanto en los procesos detrás de salas como en la comunicación y alcance hacia los visitantes. La “Gran Idea” permite evidenciar, dar soporte a nuestros objetivos y definir la narrativa expositiva, interactiva y/o educativa; enfatizar el contenido de manera contundente y coherente; y también dar forma a las experiencias de los visitantes[6].

Textos relevantes, textos que conectan

La “Gran Idea” es aquélla de la que parten todos y cada uno de los textos de una exposición, programa museístico o material educativo. ¿Cómo sabemos qué es lo que realmente queremos decir? ¿Es importante? ¿Para quién, para el que investigue, escribe y diseña, o para la comunidad?

El punto clave aquí es relevancia, la cual tiene mucho sino todo que ver con la práctica curatorial, entendida ésta como la acción de presentar en el aquí y ahora nudos, tensiones, posiciones y contraposiciones (Maria Lind, Terry Smith, etc.). Desde una perspectiva estratégica y de gestión, Nina Simon, también ha escrito sobre este tema: recientemente publicó The Art of Relevance, en el que aborda la relevancia como un concepto social, que construye vínculos profundos entre los museos y las personas[7].

Judy Rand, diseñadora de exposiciones interpretativas, dice que cuando uno escribe debe concentrarse en la relevancia, y al momento de editar, en la legibilidad y lecturabilidad. Ninguna de estas cualidades se desentiende de los visitantes. En su conferencia “Aventuras en la Tierra de las Cédulas” (Adventures in Label Land)[8], Rand sugería pensar las cédulas como si éstas fueran el compañero ideal para visitar el museo: amigable, que conoce la historia detrás, que puede responder a nuestras preguntas, que nos indique elementos que tal vez nosotros no hemos notado, también que sepa cuándo hablar y cuándo guardar silencio. Para ella, la clave para el éxito de las cédulas consiste en la posibilidad de conversación entre escritores y lectores.

Y en este sentido, es ineludible mencionar la evaluación realizada por Ana Rosas Mantecón y Graciela Schmilchuk a los dispositivos de interpretación, especialmente a las cédulas interpretativas, de El cuerpo aludido, exposición montada en el Museo Nacional de Arte (MUNAL) en 1999. En este reporte, las autoras encontraron que “el discurso escrito del museo se integra a un marco de obediencia/desobediencia frente al cual los públicos que acuden reaccionan de maneras muy diversas…”[9]. Dentro de este contexto en el que algunos se ven obligados a leer y otros a rebelarse contra los “lineamientos” convencionales, ¿qué posibilidades de negociación les damos a los visitantes?, ¿los predisponemos?, ¿anticipamos presuposiciones?, ¿generamos oportunidades de participación a partir del lenguaje?

La integración de los visitantes en el desarrollo de los textos de museos

Dentro de la propuesta experimental de la elaboración de prototipos en el museo, también se incluye el desarrollo de contenidos escritos. Como mencioné en “Diseño para el museo ágil y responsivo”, es una forma de implicar al público a nuestros procesos de trabajo, modificando la manera en la que se concibe el museo unilateral de dentro hacia fuera, sino se piensa en su amplitud y alcance que nada tiene que ver con separaciones espaciales.

El Oakland Museum of California (OMCA), que en 2010 rediseñó un área del museo a partir de la experimentación, también evaluó los textos con los que se comunican con su público. En How visitors changed our museum[10] se expone la búsqueda que llevaron a cabo por tener una aproximación dirigida hacia la experiencia con el arte. Probaron con entrevistas, grupos focales, encuestas y prototipos; y se implementó un programa específico para la revisión de textos. Parte de éste fue la reunión “Conversaciones acerca del lenguaje” (Conversations about Language), mesa de discusión en la que participaron Kathleen McLean –principal asesora del proyecto– Beverly Serrell, personal del museo y otros expertos invitados para desarrollar una guía de lineamientos en el desarrollo de textos. Algunos puntos clave y concluyentes fueron:

  • Es necesario integrar distintas voces y perspectivas con el fin de orientar sobre el contenido, introducir a los temas y subtemas de la exposición; establecer conexiones entre grupos de objetos expositivos; contextualizar y exponer procesos técnicos; aportar puntos de vista personales; etc.
  • Las cédulas deben de contemplarse dentro de un programa que de la bienvenida al visitante a la conversación (que no sienta que ha llegado a una plática empezada sin él/ella), ayude a navegar el espacio y descubrir conexiones, promueva la experiencia con el arte, entender la función del museo y de quienes se están comunicando, incluya un amplio rango de perspectivas.
  • Tanto el personal del museo y profesionales externos como el público, los lectores, tienen mucho que aportar y decir, y pueden ser evaluadores en la prueba de la legibilidad y accesibilidad de los textos.
  • Los textos como elementos dinámicos que se pueden modificar, tirar, agregar, mejorar.

¿Qué más nos queda por hacer (escribir)?

Tanto Museum Texts de Louise Ravelli como Exhibit Labels de Beverly Serrell son fundamentales en la comprensión la función comunicativa y educativa de los textos de museos. Igual de importante desde el aspecto técnico y psicológico[11] es Text in the exhibition medium, escrito por Chandler Screven, Andrée Blais y otros autores. A excepción de Ana Rosas Mantecón y Graciela Schmilchuk, todos los autores que he mencionado son de habla inglesa o francesa; por lo que también sugiero revisar textos y reportes sobre procesos de escritura y comprensión de lectura particulares de cada contexto museológico en el que ejercemos.

Existen muchas fórmulas, procedimientos y hasta número de palabras a seguir, pero no sirven de mucho si perdemos de vista el propósito y relevancia museográfica en vínculo con la experiencia del visitante en la que encuentra sentido a la lectura.

 

Referencias

Henry, Barbara y Kathleen McLean (ed.). How visitors changed our museum. Transforming the Gallery of California Art at the Oakland Museum of California, California: OMCA, 2010.

Morton, Tom. “The Wrong Words”, frieze, número 124, junio-agosto 2009.

Ravelli, Louise. Museum texts. Communication frameworks, Londres: Routledge, 2006.

Rosas Mantecón, Ana y Graciela Schmilchuk. Exponer comunicando. Evaluación de dispositivos de interpretación de la exposición “El cuerpo aludido” (MUNAL, 1999), México: CENIDIAP, 2006.

Serrell, Beverly. Exhibit labels. An interpretive approach, USA: Rowman & Littlefield Publishers, 2015 (1996).

[1] Morton, Tom. “The Wrong Words”, frieze, número 124, junio-agosto 2009.
[2] Louise Ravelli, experta en Lingüística, es académica de la Universidad de New South Wales, en Australia.
[3] Ravelli, Louise. Museum texts. Communication frameworks, Londres: Routledge, 2006, p. 3.
[4] Recientemente estuvo en la Jornada #MuseoParticipativo2016, en el Papalote. Museo del Niño. Aquí su conferencia: https://youtu.be/wloXiheOhH0
[5] Serrell, Beverly. Exhibit labels. An interpretive approach, USA: Rowman & Littlefield Publishers, 2015 (1996), p. 1.
[6] Para ver un ejemplo sobre la manera en la que la “Gran Idea” define el conjunto expositivo y especialmente en las cédulas: “No materiales nuevos”. Usos y reusos en la museografía de Buster Simpson // Surveyor: http://nodocultura.com/2014/03/no-materiales-nuevos-usos-y-reusos-en-la-museografia-de-buster-simpson-surveyor/
[7] Simon, Nina. The Art of Relevance, USA: Museum 2.0, 2016. http://www.artofrelevance.org/
[8] Conferencia-taller impartido en noviembre de 2010.
[9] Rosas Mantecón, Ana y Graciela Schmilchuk. Exponer comunicando. Evaluación de dispositivos de interpretación de la exposición “El cuerpo aludido” (MUNAL, 1999), México: CENIDIAP, 2006, p. 16.
[10] Henry, Barbara y Kathleen McLean (ed.). How visitors changed our museum. Transforming the Gallery of California Art at the Oakland Museum of California, California: OMCA, 2010, pp. 31-44.
[11] Stephen Bitgood también ha realizado investigaciones sobre los textos (lectura, comprensión, extensión) desde la Psicología.

Nayeli Zepeda

Nayeli Zepeda

Historiadora del arte y maestra en museografía didáctica. @nayelizepeda

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

En NodoCultura indagamos en los terrenos comunes y los escenarios de contradicción de los museos y el patrimonio.

Nodo es concentración, acuerdo, ruptura, convergencia, cruce, pausa, tensión.