El museo accesible e inclusivo. Un reto posible para todos [Parte 1]

Del 13 al 15 de octubre de 2016  tuve la oportunidad de acudir como ponente al 3er Congreso Internacional: Educación y accesibilidad en museos y patrimonio: “Accesibilidad e inclusión en el turismo de patrimonio cultural y natural”  celebrado en Alicante y Villajollosa, España y me quedé muy asombrada con las reflexiones presentadas. Así como también con el trabajo a nivel legislativo y normativo por parte de asociaciones, empresas particulares, museos europeos y americanos, que han diseñado y puesto en marcha diversos proyectos sobre accesibilidad e inclusión social.

Accesibilidad e inclusión en los museos, de la teoría a la práctica

Desde hace ya tres décadas está en la mesa de reflexión de los museos mexicanos su vocación en relación con temas sociales como la multiculturalidad y la discapacidad (capacidades diferentes) asociadas a la accesibilidad y a la inclusión, situación en la que destacan en donde se diseñaron proyectos de museos privados, así como del INAH, del INBA, de HACIENDA y de la UNAM destinados a brindar atención personalizada por medio de visitas guiadas y talleres especiales a niños en situación de calle, a personas invidentes, sordas, con síndrome de Down o con diversos grados de deficiencia mental. Desafortunadamente, estos programas no son permanentes y no van más allá del museo en su conjunto. Además, actualmente, casi ninguno cuenta con  cedularios en Braille, videos con lenguaje de señas, señalamientos para invidentes, macrotipos (textos o imágenes ampliadas), etcétera.

Asimismo, el museo tiene una gran responsabilidad social con la diversidad de sus públicos reales y potenciales, y por lo tanto, uno de los aspectos fundamentales vinculado con la experiencia física, espacial y temporal de las personas en los espacios culturales y museísticos es la accesibilidad como un derecho para todos, que se logra estableciendo modificaciones arquitectónicas en los centros culturales, museos y sitios patrimoniales; y construyendo proyectos expositivos y actividades educativas que potencien la inclusión intelectual, social, ideológica, educativa, cultural, emocional, creativa y participativa de todos; más allá de su cultura, edad, formación, sexo, idioma o posición social.

Para ello,  se han sentado bases conceptuales y legislaciones internacionales y nacionales que han puesto énfasis en asuntos de accesibilidad e inclusión social, en donde México ha reconocido la “Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad“,  los Objetivos de Desarrollo del Milenio a favor de las personas con discapacidad y ha observado las recomendaciones del “Informe Mundial sobre Discapacidad“, del “Estado Mundial de la Infancia” y del “Consejo de Derechos Humanos de la ONU”. Como consecuencia, se han instaurado organismos como el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (SDIF o DIF), el Consejo Nacional Ciudadano de Personas con Discapacidad  y el Programa Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad.

Para el 2012, en Europa se estableció un compromiso global con lo accesible e incluyente, considerando conceptos como el diseño y la accesibilidad universal para que las personas con discapacidad motriz, visual y auditiva pudieran contar con espacios, herramientas y dispositivos adaptados para ellos.

Sin embargo, en México, y pese a la formulación de bases como la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación publicada el 11 de junio de 2003 en el Diario Oficial de la Federación y la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad que se publicó el 30 de mayo de 2011, todavía persisten factores de exclusión intelectual, emocional, económica, cultural, racial, social y de género en muchos de los discursos curatoriales de los museos nacionales, en sus presentaciones museográficas y en sus actividades complementarias.

“En México más de 7 millones de personas viven con alguna discapacidad, lo que representa un 65 por ciento del total de la población nacional”[1]:

  • ¿Cuántos de ellos acceden a espacios culturales como los museos?
  • ¿Cuántos encuentran alternativas viables, accesibles e inclusivas en ellos?
  • ¿En qué medida todos estamos informados y sensibilizados sobre estas prácticas para no incurrir en acciones de exclusión con otros en el contexto del museo y en la vida diaria?

El museo tiene la responsabilidad y el compromiso de establecer acciones integradoras, creando puntos de encuentro con estos colectivos a través de programas específicos para cada uno, con el fin de que cada quien, desde su perspectiva aporte un conjunto de saberes y experiencias múltiples y significativas que generen un espacio físico, conceptual y social común para todos. Es primordial que los museos sean incluyentes espacial y culturalmente, que la lengua, la falta de formación o de servicios no sean una barrera que impida el acceso a la experiencia museística. Permitirse como profesionales del museo experimentar sobre estas posibilidades no implica tener poca formalidad o discursos tambaleantes, sino todo lo contrario: abrir posibilidades de lecturas, de intercambios y de reflexiones críticas sobre lo expuesto.

En la segunda parte de este texto, presentaré líneas de acción y recursos que podemos aprovechar para que la accesibilidad y la inclusión sean base en la práctica museística.  

 

Referencias

Declaración de Estocolmo, http://dfaeurope.eu/wp-content/uploads/2014/05/stockholm-declaration_spanish.pdf,
consultado el 9 de enero de 2017.

“Día Internacional de las Personas con Discapacidad”, Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad, https://www.gob.mx/conadis/articulos/dia-internacional-de-las-personas-con-discapacidad-85769?idiom=es, consultado el 22 de noviembre de 2016.

Espinosa Ruiz, Antonio y Carmina Bonmatí. “Accesibilidad, inclusión y diseño para todas las personas en museos y patrimonio”, Actas del II Congreso Internacional de Educación y Accesibilidad. Museos y Patrimonio. En y con todos los sentidos: hacia la integración social en igualdad, Huesca: Universidad de Zaragoza, 2014.

Espinosa Ruiz, Antonio y Carmina Bonmatí. Manual de accesibilidad e inclusión en museos y lugares del patrimonio cultural y natural. España: Editorial Trea, 2014.

García Jalón, Carmen (coord.). Accesibilidad Universal y Diseño para Todos. Arquitectura y Urbanismo. Madrid: Fundación ONCE para la cooperación e inclusión social de personas con discapacidad, 2011.

García M., Oscar. Lectura fácil. España: Ministerio de Educación y Cultura, 2014.

García M., Oscar. Lectura fácil. Métodos de redacción y evaluación. Madrid: Real Patronato sobre Discapacidad, https://dilofacil.files.wordpress.com/2013/09/lectura-facil-metodos-de-redaccion-y-evaluacion.pdf, consultado 15 de noviembre de 2016.

Giráldez, Andrea. “Artes Tecnologías para Educar”, IBERTIC/Organización de Estados Iberoamericanos OEI, https://www.youtube.com/watch?v=KR_JiWQWfDg, consultado el 4 de Marzo de 2016.

Langdon, P.M, et.al. Inclusive Designing: Joining Usability, Accessibility, and Inclusion. Suiza: Springer International Publishing, 2014.

Lavado Paradinas, Pedro J. “La Museología social: En y con todos los sentidos. Hacia la integración social en igualdad”, Actas del II Congreso Internacional de Educación y Accesibilidad. Museos y Patrimonio. En y con todos los sentidos: hacia la integración social en igualdad, Huesca: Universidad de Zaragoza, 2014.

[1] “Día Internacional de las Personas con Discapacidad”, Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad, https://www.gob.mx/conadis/articulos/dia-internacional-de-las-personas-con-discapacidad-85769?idiom=es, consultado el 22 de noviembre de 2016.

Patricia Torres Aguilar Ugarte

Patricia Torres Aguilar Ugarte

Educadora en museos con experiencia de más de veinte años en el desarrollo de proyectos expositivos, programas educativos y publicaciones. @patytorresau

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

En NodoCultura indagamos en los terrenos comunes y los escenarios de contradicción de los museos y el patrimonio.

Nodo es concentración, acuerdo, ruptura, convergencia, cruce, pausa, tensión.