El museo accesible e inclusivo. Un reto posible para todos [Parte 2]

Continuación de “El museo accesible e inclusivo. Un reto posible para todos [Parte 1]”.

 

¿Qué podemos hacer para que la accesibilidad e inclusión sea la base de nuestros museos?

Como educadores del museo, es fundamental plantear un programa de buenas prácticas sobre accesibilidad e inclusión; para ello, es necesario preguntarse:

  • ¿Nos reconocemos como un eslabón importante de la cadena de accesibilidad e inclusión que el museo brinda a los públicos, desde la recepción hasta actividades educativas y paralelas diversificadas?
  • ¿Reconocemos la importancia de contar con “un museo para todos”, en donde se empatice con las características propias de cada colectivo?
  • ¿Conocemos realmente las características físicas, psicológicas, intelectuales, emocionales y sociales de cada colectivo que nos visita para responder a ellas? ¿Cuáles son sus semejanzas y diferencias?
  • ¿Reconocemos en el día a día la diferencia entre las acciones de infraestructura accesible y aquellas que implican la inclusión y la accesibilidad intelectual para lograr el disfrute y apropiación del museo por parte de los diversos públicos?
  • ¿Desarrollamos acciones vinculadas con la exclusión cultural y vulnerabilidad hacia los visitantes reales o potenciales del museo sin darnos cuenta?
  • ¿Damos voz a los visitantes para saber lo que piensan sobre el museo, lo que necesitan y esperan de él?
  • ¿Tenemos una educación en museos basada en la diversidad?
  • ¿Cuáles son los colectivos que visitan el museo? ¿Quiénes no han venido?
  • ¿Cuáles son las bases teóricas de nuestra práctica inclusiva y accesible?
  • ¿Capacitamos a todo el personal del museo sobre estos temas? ¿Cómo lo hacemos?
  • ¿Cómo construimos juntos proyectos integrales accesibles e inclusivos?
  • ¿Evaluamos sistemáticamente nuestras acciones sobre estos temas?
  • ¿Cómo podemos corregir una mala práctica si no sabemos que existe?

En México, muchos de los museos se encuentran alojados en edificios históricos que no cuentan ni en su estructura arquitectónica original, ni en su entorno con elementos o equipamientos accesibles para personas con alguna discapacidad física. Por ello, se ha normado que al hacer reestructuraciones se incluyan adaptaciones arquitectónicas como rampas, ascensores, pasillos de circulación y señalamientos para estos públicos.

Un museo accesible dentro de los parámetros del Diseño Universal (DU) o diseño para todos[1], necesita integrar en su proyecto la eliminación de barreras físicas de todo tipo. Por consiguiente, para la puesta en marcha a nivel expositivo es necesario tomar en cuenta “siete principios del DU que deben regir cualquier museografía: igualdad de uso (fácil de usar por todas las personas); flexibilidad de uso; uso simple e intuitivo; información fácil de percibir; tolerante a errores (debe minimizar accidentes); escaso esfuerzo físico; y dimensiones y ubicación apropiadas”[2].

  • Diseñar soportes, herramientas y actividades permanentes que sean indicadores de elementos de accesibilidad sensorial, cognitiva e inclusión.
  • Trabajar sobre una museografía que incluya el uso y mantenimiento de equipamientos electrónicos y mecánicos auditivos, visuales y táctiles que estén instalados en salas y pasillos.
  • Usar en cedularios y publicaciones diversas lenguas y formas de expresión sobre los contenidos para que sean entendidos por todos.
  • Crear recorridos guiados y autoconducidos
    • verticales que puedan ser cronológicos o jerárquicos y que ayuden a entender procesos culturales en diferentes niveles sociales.
    • horizontales que incluyan diferentes perspectivas y temáticas para recorrer las salas desde otros puntos.
  • Utilizar señalética diversa con macrotipos, gráficos para ser entendidos por todos.
  • Diseñar de forma universal espacios comunes como módulos de información, talleres, salas lúdicas e interactivas, bibliotecas y servicios  como los baños, la cafetería o la

Desde el ámbito educativo de los museos es fundamental:

  • Conocer y empatizar con las características de cada colectivo para diseñar programas integradores.
  • Diferenciar entre las acciones de infraestructura accesible (arquitectónicas) que permitan la autonomía física al museo y aquellas que implican recursos, materiales y actividades que potencian la inclusión y la accesibilidad intelectual, promoviendo y exponiendo  una gran variedad de  saberes, formas de aprender y experiencias.
  • Fundamentar nuestras buenas prácticas en bases teóricas contemporáneas, en el diálogo y en la reflexión constante con otros profesionales de museos para poder adecuar a nuestro contexto algún programa exitoso de accesibilidad e inclusión.
  • Aceptar que una buena práctica necesita replicarse y evaluarse.
  • Reconocer que cada uno de los profesionales del museo es fundamental  para que la cadena de accesibilidad e inclusión de todos los públicos esté presente y sea visible.
  • Colaborar con otras áreas del museo en la creación de entornos expositivos inclusivos físicos, intelectuales y emocionales que sean útiles para diversas personas.
  • Capacitar al personal para atender y resolver las necesidades de los diversos visitantes en cuanto a información, movimiento en salas,  recursos didácticos, museográficos y publicaciones.
  • Diseñar cedulario fijo o  transportable con información en b
  • Adecuar los contenidos de cedularios en sala y en formatos web en el lenguaje de señas y en audio accesible.
  • Promover el uso de tecnología portátil o en equipamientos lúdicos que incluyan el uso de sistemas y aplicaciones multimedia y juegos que favorezcan la interacción entre personas  y la  vinculación con el patrimonio expuesto. La red europea Museum for All es un buen ejemplo del acercamiento colaborativo, inclusivo y empático como base del desarrollo de recursos museográficos.
  • Los museos “no pueden ofrecer viejas prácticas con nuevas tecnologías”[3], para ello, existe un recurso denominado “lectura fácil”[4], que implica hacer accesible la información de una manera clara y sencilla integrada en los cedularios ubicados en las salas de exhibición o en los diversos formatos de publicación (papel o digital) para lograr el éxito del acceso a la información como centro de la experiencia en el museo.

 

Reflexiones finales

La vocación del museo no es crear “museos de minorías”, sino permitir el acercamiento al patrimonio que resguarda, incluyendo todas las miradas, voces y saberes tanto de los profesionales como de los diversos visitantes para que encuentren puntos de contacto y empatía con lo expuesto. Lograr que los objetos presentados puedan comunicarse con el visitante a través de diversos lenguajes, miradas, diálogos, contextos, herramientas o dispositivos en sala para que permitan abrir el discurso a un mensaje más actual que promueva la multi e interculturalidad en un formato educativo basado en la diversidad.

Mikel Asencio, doctor en psicología, comentó en el III Congreso de Educación y  accesibilidad en museos y patrimonio, en Alicante, España, que el problema es que de origen no tenemos discursos inclusivos en los museos. La accesibilidad del discurso es necesaria, tanto de forma, como de fondo: cumplir con la presentación de exposiciones atractivas, interesantes y bien presentadas museográficamente, considerando el guión curatorial y sus objetivos.

Potenciar el acceso de todos a la experiencia, el conocimiento, las emociones, los afectos y la memoria, entendida esta última como un elemento fundamental para la identidad cultural y para la cohesión social que abraza tanto el pasado, como el presente y el futuro de una comunidad.

Es necesario ver la accesibilidad como una oportunidad de transformar el espacio expositivo para traspasar sus paredes provocando un cambio en la forma de ver el museo, sus colecciones y a quienes integran las diversas comunidades que acuden a él. Lograr un “museo… integrador e inclusivo, intercultural más que pluricultural, donde se respeten las  identidades y se reconozca el pasado con errores, esperanzas y nuevas acciones ante los colectivos múltiples actuales”[5] es, quizá, el camino a seguir para lograr los museos con los que soñamos.

 

Regresar a “El museo accesible e inclusivo. Un reto posible para todos [Parte 1]”, donde se presenta el panorama en México y cuestionamientos iniciales sobre el tema.

 

Referencias

Declaración de Estocolmo, http://dfaeurope.eu/wp-content/uploads/2014/05/stockholm-declaration_spanish.pdf,
consultado el 9 de enero de 2017.

“Día Internacional de las Personas con Discapacidad”, Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad, https://www.gob.mx/conadis/articulos/dia-internacional-de-las-personas-con-discapacidad-85769?idiom=es, consultado el 22 de noviembre de 2016.

Espinosa Ruiz, Antonio y Carmina Bonmatí. “Accesibilidad, inclusión y diseño para todas las personas en museos y patrimonio”, Actas del II Congreso Internacional de Educación y Accesibilidad. Museos y Patrimonio. En y con todos los sentidos: hacia la integración social en igualdad, Huesca: Universidad de Zaragoza, 2014.

Espinosa Ruiz, Antonio y Carmina Bonmatí. Manual de accesibilidad e inclusión en museos y lugares del patrimonio cultural y natural. España: Editorial Trea, 2014.

García Jalón, Carmen (coord.). Accesibilidad Universal y Diseño para Todos. Arquitectura y Urbanismo. Madrid: Fundación ONCE para la cooperación e inclusión social de personas con discapacidad, 2011.

García M., Oscar. Lectura fácil. España: Ministerio de Educación y Cultura, 2014.

García M., Oscar. Lectura fácil. Métodos de redacción y evaluación. Madrid: Real Patronato sobre Discapacidad, https://dilofacil.files.wordpress.com/2013/09/lectura-facil-metodos-de-redaccion-y-evaluacion.pdf, consultado 15 de noviembre de 2016.

Giráldez, Andrea. “Artes Tecnologías para Educar”, IBERTIC/Organización de Estados Iberoamericanos OEI, https://www.youtube.com/watch?v=KR_JiWQWfDg, consultado el 4 de Marzo de 2016.

Langdon, P.M, et.al. Inclusive Designing: Joining Usability, Accessibility, and Inclusion. Suiza: Springer International Publishing, 2014.

Lavado Paradinas, Pedro J. “La Museología social: En y con todos los sentidos. Hacia la integración social en igualdad”, Actas del II Congreso Internacional de Educación y Accesibilidad. Museos y Patrimonio. En y con todos los sentidos: hacia la integración social en igualdad, Huesca: Universidad de Zaragoza, 2014.

 

[1] “El término Universal Design (“Diseño para Todos”) fue acuñado y definido por el arquitecto estadounidense Ronald L. Mace  y resultó ratificado y matizado en la Declaración de Estocolmo del año 2004 en la que se definió así su objetivo: “…hacer posible que todas las personas dispongan de igualdad de oportunidades para participar en cada aspecto de la sociedad…[para lo cual] el entorno construido, los objetos cotidianos, los servicios, la cultura y la información […] deben ser accesibles y útiles para todos los miembros de la sociedad y consecuentes con la continua evolución de la diversidad humana”. EIDD DESIGN FOR ALL EUROPE. “Declaración de Estocolmo”. http://dfaeurope.eu/wp-content/uploads/2014/05/stockholm-declaration_spanish.pdf, [Consultado el 9 de enero de 2017].

[2] Espinosa Ruiz, Antonio y Carmina Bonmatí. “Accesibilidad, inclusión y diseño para todas las personas en museos y patrimonio”, Actas del II Congreso Internacional de Educación y Accesibilidad. Museos y Patrimonio. En y con todos los sentidos: hacia la integración social en igualdad, Huesca: Universidad de Zaragoza, 2014.

[3] Giráldez, Andrea. “Artes Tecnologías para Educar”, IBERTIC/Organización de Estados Iberoamericanos OEI, https://www.youtube.com/watch?v=KR_JiWQWfDg, consultado el 4 de Marzo de 2016.

[4] García M., Oscar. Lectura fácil. Métodos de redacción y evaluación. Madrid: Real Patronato sobre Discapacidad, https://dilofacil.files.wordpress.com/2013/09/lectura-facil-metodos-de-redaccion-y-evaluacion.pdf, consultado 15 de noviembre de 2016.

[5] Lavado Paradinas, Pedro J. “La Museología social: En y con todos los sentidos. Hacia la integración social en igualdad”, Actas del II Congreso Internacional de Educación y Accesibilidad. Museos y Patrimonio. En y con todos los sentidos: hacia la integración social en igualdad, Huesca: Universidad de Zaragoza, 2014.

Patricia Torres Aguilar Ugarte

Patricia Torres Aguilar Ugarte

Educadora en museos con experiencia de más de veinte años en el desarrollo de proyectos expositivos, programas educativos y publicaciones. @patytorresau

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

En NodoCultura indagamos en los terrenos comunes y los escenarios de contradicción de los museos y el patrimonio.

Nodo es concentración, acuerdo, ruptura, convergencia, cruce, pausa, tensión.