El docente y el educador de museos: más que aliados, cómplices

«… Los museos son un mundo de oportunidades educativas a menudo desperdiciadas por el sistema educativo…» (Pere Viladot, 2017) [1] quien no suele ver al museo como un aliado de la escuela. Por lo tanto, es importante que como docentes y educadores de museos comprendamos que entre ellos existe una conexión social, comunicativa, afectiva, cognitiva, metacognitiva y relacional. El paradigma educativo actual debería de suponer una correlación entre los contenidos expositivos, el currículo escolar y el entorno [2]. En consecuencia, los programas de vinculación escuela-museo deben ser a largo plazo, posibilitando así equipos de trabajo dentro y fuera de este  binomio, con el fin de producir nuevas formas de: aprender, interiorizar, externar y compartir el conocimiento entre alumnos, profesionales de museos y profesores.

No obstante, para poder hacer esto posible desde el ámbito docente y desde la mediación, es necesario que los maestros conozcamos:

  • el rol del educador de museos y cómo puede ayudarnos en nuestra planeación didáctica,
  • métodos y estrategias para enlazar la(s) asignatura(s) que impartimos a las exposiciones y a los programas educativos que los museos nos ofrecen.

Y también que busquemos establecer alianzas con los departamentos educativos de los museos de manera permanente, uniendo exposiciones y currículos escolares.

Los educadores de museos responden a necesidades formativas particulares de los centros educativos no formales, y por ello suelen ser profesionales versados en diversas áreas académicas. Idealmente, para  Fontal, (2003, 204) [3]  son capaces de despertar inquietudes, flexibilizarse según las situaciones y captar las sinergias entre el patrimonio, el museo y los ciudadanos, convirtiéndose así en un guía que propicia aprendizajes participativos, activos y autónomos. Por ello es importante que como facilitadores valoremos qué pueden aportar tanto el departamento educativo como el educador de museos a nuestras planeaciones académicas.

 

¿Cómo podemos enlazar la asignatura que impartimos o las asignaturas que imparten nuestros colegas a las exposiciones y a los programas educativos que los museos nos ofrecen?

Quizá la respuesta radica en traspasar áreas de conocimiento y áreas profesionales entre la museología y la docencia, dejando de lado al “peregrino respetuoso” [4] (que visita un museo o una exposición específica porque está obligado a hacerlo) y a la típica visita escolar donde sin otro fin más que el de cumplir con un objetivo, una secuencia didáctica o un recurso de apoyo descritos en la planeación docente se  genera en los alumnos y en  los profesores una visita no interactiva ni experiencial ni crítica al museo.

Si reconocemos que nuestros alumnos y colegas no son homogéneos y entendemos que existen distintas formas de aprender y de enseñar, entonces, podremos transferir estos saberes a los museos, a la educación en ellos y considerar como  eje central del museo el fomento de una ciudadanía participativa y crítica donde el museo, como institución cultural flexible que interactúa con su comunidad permite que sus habitantes (públicos) lo cuestionen mientras crean y comparten saberes propios hacia y con él.

Los museos son lugares a los que alumnos y docentes podemos acudir para aprender a aprender desde las otras perspectivas que nos ofrecen los recursos didácticos diseñados en los departamentos educativos de los museos como:

  1. los cuadernos para el docente y para el alumno, en donde, desde un lenguaje apropiado a cada uno, ambas partes puedan comprender a qué van al museo y por qué (qué fin persigue el docente con estas visitas, qué y cómo aprenden los alumnos a través de la educación no formal);
  2. las actividades ofertadas por el Museo destinadas a conectar el bagaje formal de sus visitantes (docentes y alumnos en este caso) con el no formal y con el informal como seminarios, talleres, recorridos comentados o proyecciones audiovisuales.
La importancia del programa  educativo del museo para la docencia

Christian Camacho, educador y gestor de Programas Públicos en el Museo Jumex, menciona que

“la importancia del departamento educativo suele variar radicalmente. Mientras que en algunos las dinámicas con el público resultan fundamentales para desplegar las posibilidades de una exposición, en otros recintos el área educativa muchas veces se comprende como un tipo lineal de servicio que sin mayores complicaciones puede resolverse ofreciendo una visita guiada con un guión predeterminado. Eso no es ni bueno ni malo, pues un guía nunca estará de más en un museo, sin embargo dicha perspectiva limita severamente la cantidad de recursos, humanos y otros, que las instituciones determinan asignar a estas tareas. Por supuesto esto impacta en el tipo de experiencia que se puede tener con el arte o con cualquier otra cosa en un museo”.

El Museo Jumex como caso práctico

La Fundación Jumex de Arte Contemporáneo promueve  la producción y difusión del arte contemporáneo, y busca  fomentar de manera creativa el arte y la cultura en México y Latinoamérica a través de tres áreas: la Colección Jumex, los programas de Fomento y Educación que apoyan la producción de arte contemporáneo y, el Museo Jumex, inaugurado en 2013.

Con el vasto patrimonio tangible e intangible que conforma el entorno de nuestra comunidad, los profesores podemos posibilitar que nuestros alumnos vivan el currículo escolar, en vez de presentárselos como algo ajeno y, a veces, poco útil para su cotidianeidad. Al respecto, Christian Camacho nos comenta que “los contenidos de arte contemporáneo o inclusive de historia del arte y producción artística que hay en la mayoría de escuelas en México son insuficientes para generar capacidades críticas y lecturas profundas de la realidad empleando el conocimiento que puede brindar el arte”.

Aunque «… “la lógica de los contenidos expositivos no suele responder a la lógica escolar y viceversa”…» [5] , sí es posible unir el arte al aprendizaje por proyectos, creando experiencias y conocimientos  significativos más allá de las fronteras de la educación  formal: por ejemplo, en Dramatis Personæ – El Instituto de la Telenovela presentada como primera entrega (de un conjunto de ocho tiempos entre 2017 y 2018)  en el Museo Jumex del 7 al 30 de abril de 2017, el artista  Pablo Helguera realizó un análisis social, cultural y económico de los actores y de los personajes que interpretan, llevándonos a conocer cómo el público se relaciona con ellos y con los escenarios en los que las tramas se desarrollan.

De este modo, nos permite reflexionar desde una visión docente cómo los distintos elementos planteados en las telenovelas (desde la narración, creación y psicología de personas y personajes, escritura y lectura hasta diseño de ambientes, contextualización de objetos, impacto social, etcétera) pueden ser estudiados a partir de las múltiples asignaturas que nuestros alumnos cursan.

Pero…¿cómo llevar a cabo este proceso?

Antes de visitar el Museo, plantea el tema a tu grupo, y asigna la investigación de lo que verán. Resuelve las dudas y guía las polémicas que puedan surgir previo al recorrido por la exposición. Mantén una comunicación abierta y accesible.

En este caso en particular, consideraremos que nuestros alumnos ya son capaces de identificar representaciones matemáticas (ángulos, volúmenes, figuras geométricas) en diversos objetos (televisores, mesas y sillas), momentos históricos, clases sociales (vestimenta y lenguaje), geografías y valores; por lo que trabajar a nivel descriptivo no sería el foco de nuestra visita.

En el recorrido por la exposición, apóyate en los educadores que trabajan en el museo (y en el personal de atención al público). Aprovecha la visita con tus alumnos al museo como una experiencia en la que ellos pueden definir actitudes y comportamientos que van más allá de los contenidos expositivos.

Organiza a tu grupo en equipos y proponles roles (para nuestro caso: guionistas, productores, directores, actores, diseñadores de vestuario, escenaristas, etcétera): ¿Cómo cambia su experiencia en el museo según el papel que se les asignó?

De manera general, para clases futuras, puedes hacer lo siguiente:

  1. Investiga cuáles museos de tu ciudad tendrán exposiciones o taller virtuales o presenciales relacionados con la materia que impartes y con tu temario.
  2. Redacta tu planeación con anticipación, considerando actividades dentro y fuera del aula. Recuerda acercarte al museo para que,de ser posible, el personal te acompañe en este proceso.
  3. Ten en mente que puedes llevar a cabo las planeaciones dentro de un esquema de “aprendizaje por proyectos” en el que involucres distintas asignaturas.
  4. Recuerda que el aprendizaje sobre el museo o centro cultural debe de iniciar antes de tu visita a este espacio:
    • En el aula (Clase 1), como actividad: lluvia de ideas. (Preguntas para los alumnos)
    • ¿Qué es un museo? ¿Qué hay en su interior? ¿Para qué sirven los museos? ¿Qué puedo aprender en ellos? ¿Qué reglas o permisos existen en este espacio? ¿Cuántos museos conocen? y ¿Qué tienen que ver los museos con lo que están viendo en clase?
    • En casa, como tarea. Hacerle las mismas preguntas a un familiar
    • En el aula (Clase 2) comentarle a tus alumnos que visitarán física o virtualmente un Museo en particular para saber más sobre el tema que están viendo en clase. (Esta visita puede darse en la introducción, en el desarrollo o en el cierre del tema)
    • En el aula (Clase 3) Analizar los cuadernos del alumno (recursos didácticos diseñados por  los departamentos educativos)  con ellos, explicarles a qué museo van y por qué, así como también qué actividades realizarán antes, durante o al término de su visita. Recuérdales que pueden incluir al guía del museo en el desarrollo de esta experiencia. Invítalos a que le pregunten a los cuidadores de sala o los guías del museo cuáles son sus labores en el Museo y qué saben sobre la exposición en curso.
    • En casa, como tarea: escribir o crear un ensayo, una radionovela, un cómic que ejemplifique lo aprendido en el museo, así como las experiencias positivas y negativas de esta visita.
    • Continúa con el desarrollo y con la conclusión o cierre de tu clase.

Finalmente, debemos de entender a los museos, como puntos de divulgación cultural, como espacios en los que podemos poner en práctica la educación formal,  la no formal y la informal; reconociendo que lo más importante que podemos aportarle a nuestros alumnos es la capacidad de generar sus propias experiencias de aprendizaje para que, a través de distintas narrativas, transfieran sus conocimientos –previos o nuevos– a su cotidianidad y a otros entornos.

 

 

Agradecimientos e información adicional

Ruth Ovseyevitz y Adriana Gil / Comunicación Fundación Jumex Arte Contemporáneo

Christian Manuel Camacho Reynoso / Educador y Gestor de Programas Públicos en el Museo Jumex, miembro del Área Educativa de la Fundación Jumex. Licenciado en Artes Visuales, posgraduado en Artes con especialidad en pintura.
www.christian-camacho.com

Twitter: @DCAMACHOUPDATE

Instagram: CCAMACHOREYNOSO

Contacto:

www.fundacionjumex.org

 

Referencias

(S /a): Mikel Asencio y Elena Pol, Nuevos escenarios en educación, Aique, Buenos Aires, 2002. En Pontet, Raquel. Comunicar y educar. Recursos didácticos: Una asociación entre museos y centros de enseñanza. Gaceta de Museos. Página 18. Recuperado de: https://www.revistas.inah.gob.mx/index.php/gacetamuseos/article/view/10731/11502 y consultado el 26 de mayo de 2017.

(18 de mayo de 2017): Rodríguez, Pau. Entrevista a Pere Viladot. En Fundación Periodismo Plural. ¿Qué es El Diario de la Educación? Recuperado de:http://eldiariodelaeducacion.com/blog/2017/05/18/el-trabajo-con-escuelas-permite-los-museos-arraigar-en-el-territorio/  y consultado el 26 de mayo de 2017.

(2017): Exposiciones. Dramatis Personæ: El Instituto de la Telenovela. Recuperado de: https://www.fundacionjumex.org/es/exposiciones/86-dramatis-personae-el-instituto-de-la-telenovela y consultado el 10 de mayo de 2017.

(2017): Prensa. Pablo Helguera. Dramatis Personæ – El Instituto de la Telenovela. Recuperado de:https://dl98engrkzgeo.cloudfront.net/api/file/ELdFu6IrT3qzoyVUDIrs? y consultado el 10 de mayo de 2017.

(2017): Pablo Helguera. Dramatis Personæ – El Instituto de la Telenovela Recuperado de: https://dl98engrkzgeo.cloudfront.net/api/file/HGMmT1tZSA2ziqeyKeX5?  y consultado el 10 de mayo de 2017.

(2017): Educación y museos (curso virtual). Módulo 3. Aprender en los museos. Universidad de Murcia, España.

(2016): Zepeda Arias, Nayeli. Curaduría y museografía educativa. Capítulo 2.1 Clasificación de Visitantes. Página 23.

(2016): — Capítulo 1.1 Tendencias museológicas en práctica. Páginas 9 y 10.

(2016): Torres, Aguilar Ugarte Patricia; Zepeda, Arias Nayeli y Ekdesman, Levi Daniela. Menú para visitar museos de una forma emotiva, lúdica, creativa y participativa. Para llevar: maestros y estudiantes. Recuperado de: http://menu.nodocultura.com/para-llevar/maestros-y-estudiantes/ y consultado el 26 de mayo de 2017.

(09 de junio de 2015): Campuzano Marco María Cleofé. Blog de Didáctica del Museo de Etnología de Valencia. El educador de museo. Redescubriendo consciencias humanas. Recuperado de: http://www.etnodidactica.es/entrada/el-educador-de-museo-redescubriendo-consciencias-humanas/ y consultado el 10 de mayo de 2017.

(2014): Organización de Estados Americanos (OEA). Portal Educacional de las Américas. Enfoque de aprendizaje por proyectos (curso en línea).

 

[1] Pedro Viladot

[2] NodoCultura. Menú para visitar museos.

[3] En Blog de Didáctica del Museo de Etnología de Valencia.

[4] John Falk en Identity and the Museum Visitor Experience. En Zepeda, Arias Nayeli (2.1, 23)

[5] Mikel Asencio y Elena Pol, Nuevos escenarios en educación. En Raquel Pontet (18)

 

Daniela Ekdesman Levi

Daniela Ekdesman Levi

Maestra en Educación Superior; escritora, editora y gestora cultural.

2 Comentarios

  • Maria dice:

    Un ejemplo de trabajo colaborativo entre docentes y educadoras de museos es la Comunidad de Práctica Patrimoni i Escola impulsada por la unidad de Acción Educativa de la Agencia Catalana del Patrimonio Cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

En NodoCultura indagamos en los terrenos comunes y los escenarios de contradicción de los museos y el patrimonio.

Nodo es concentración, acuerdo, ruptura, convergencia, cruce, pausa, tensión.