Museo Espacio Byte: una alternativa para el aprendizaje digital

Espacio Byte nació en Buenos Aires (Argentina, en 2012) y es el primer museo en español dedicado a exhibir obras de arte digitales bajo un marco multicultural y multidisciplinario. Enfocado, entre otros aspectos, a mejorar las experiencias de enseñanza-aprendizaje entre alumnos, escuelas y familias, y por ello considera que las prácticas artísticas expresadas a través del arte computacional o digital son una herramienta eficaz para reflexionar sobre los valores y las problemáticas actuales de la sociedad.

Si bien Espacio Byte utiliza los términos de arte computacional y digital de manera indistinta, es importante distinguirlos, puesto que el arte y la tecnología producen nuevos lenguajes comunicativos y estéticos que están siempre en constante evolución.

El primero, como nos comenta Enrique Salmoiraghi, (en entrevista con NodoCultura), uno de los fundadores de Espacio Byte, utiliza los lenguajes digitales más puros y evoca manifestaciones visuales, audiovisuales o sonoras que se pudieron dar a partir del uso de la computadora como medio creativo; así como prácticas como el arte:

  • fractal (matemático),
  • generativo (genera obras de arte a partir de medios informáticos),  
  • glitch  (es la construcción de obras de arte a partir de códigos computacionales intencionalmente dañados),
  • software art (conjunto de obras realizadas por un artista a través de un programa computacional [software] propio, dentro o fuera del internet)  
  • y net.art (conjunto de obras creadas para ser vistas solo por internet) entre otros.

Mientras que el segundo se refiere a cualquier trabajo realizado a través de herramientas y dispositivos digitales, como la ilustración digital o la fotografía manipulada.

Al carecer de una sede física, los museos virtuales “…crean colecciones digitales que no tienen equivalente en el mundo real…” [i] y que posibilitan que el proceso de enseñanza-aprendizaje pueda llevarse a cabo en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Tal es el caso de “Mi pequeño mundo”, la primera exposición en realidad virtual presentada en este espacio y en donde gracias a plataformas como Sketchfab [ii] las obras pueden experimentarse a través de cardboards [iii] o dispositivos de realidad virtual que permiten visualizar doce colecciones de dioramas que posibilitan que  estudiantes autónomos y facilitadores (re)descubran y conozcan artistas jóvenes y nuevas formas de expresión visual.

“Esta exposición reúne una selección de entornos navegables en 3D. Piezas de realidad virtual que permiten adentrarse en historias abiertas, inacabadas e interactivas” [iv] que pueden recorrerse moviendo el cursor sobre el diorama elegido, con el fin de interactuar con él desde distintas perspectivas.

Este proyecto considera que “la enseñanza de arte digital tanto en su costado práctico como teórico es esencial para poder entender mejor nuestra contemporaneidad y conocer las posibilidades creativas del medio digital, puesto que estamos inmersos en una nueva cosmovisión del arte, donde las instituciones educativas -como en el caso de los museos- deberían acompañar los procesos de estudio, investigación y divulgación” [v].

Por ello, la propuesta formativa de Espacio Byte apuesta al uso de plataformas y lenguajes educativos como elementos por medio de los cuales el internauta pueda acceder al arte digital como un recurso motivante y participativo de, desde y para el núcleo académico, primario y secundario, en donde las artes sean (uno de) los medios que modifiquen los procesos receptivos, creativos y cognitivos de cada individuo a través de actividades como el taller de arte digital, los textos relacionados o la línea del tiempo.

El primero, está dirigido a escuelas públicas y privadas con el fin de que los alumnos y las instituciones puedan conocer el museo e iniciarse en actividades de producción artística digital; el segundo, hace referencia a un conjunto de lecturas especializadas en donde es posible observar la relación entre el arte, la tecnología, las matemáticas y los sentidos; mientras que el último es una narración gráfica de los acontecimientos más importantes del arte digital en Argentina y en el mundo.

Así, este museo es un reflejo de cómo las nuevas tecnologías y lo que se espera de ellas en el ámbito educativo y lúdico pueden contribuir a formar una sociedad cada vez más digital, en la cual, el proceso de enseñanza-aprendizaje es posible a través de diferentes medios (como las redes sociales o la  inteligencia artificial) o tipologías (proceso de enseñanza-aprendizaje mixto: parte del aprendizaje tradicional, la memorización y la  automatización, hasta aquel que se transforma o combina el uso de las redes sociales, las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial y otros elementos web) [vi] que proporcionan no solo objetivos personalizados, sino las herramientas necesarias para que tanto docentes, alumnos y padres de familia estén motivados a aprender y a enseñar en un entorno capaz de adaptarse a los nuevos requerimientos sociales y académicos.

 

Agradecimientos e información adicional

Enrique Salmoiraghi y David Bianco, fundadores de Espacio Byte

 

Referencias

CISCO (2010). La sociedad del aprendizaje. Recuperado de https://www.cisco.com/c/dam/en_us/about/citizenship/socio-economic/docs/TLS_Spanish.pdf y consultado el 11 de febrero de 2018.

Schweibenz, Werner. (2004) Museos virtuales. El Desarrollo de Museos Virtuales. Enfoques. Noticias del ICOM. Número 3. Recuperado de http://icom.museum/fileadmin/user_upload/pdf/ICOM_News/2004-3/SPA/p3_2004-3.pdf y consultado el 30 de diciembre de 2017.

 

[i] André Malraux EN Schweibenz Werner

[ii] https://sketchfab.com/ Sitio web dedicado a visualizar y compartir contenidos en 3D.

[iii] https://vr.google.com/intl/es_es/cardboard/  Binoculares o visores digitales montables a celulares.

[iv] http://www.espaciobyte.org/mi-pequeno-mundo

[v] Enrique Salmoiraghi

[vi] CISCO. La sociedad del aprendizaje. Página 17.

 

Daniela Ekdesman Levi

Daniela Ekdesman Levi

Maestra en Educación Superior; escritora, editora y gestora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.