Mediación en el museo [Parte 3]. Formación y evaluación del mediador

El mayor propósito de enfatizar la formación y seguimiento de los mediadores del espacio es resultado de la importancia de su rol como facilitadores de conexiones y oportunidades emocionales e intelectuales. Su labor requiere de un perfil específico, así como de una formación constante que extienda sus habilidades, actitudes y conocimientos.
Además de las funciones generales del mediador y las características de su perfil ¿Qué otros elementos o acciones se han de promover para su formación?

 

–     Apropiación del espacio como marco de aprendizaje y sus contenidos. Es imprescindible que el mediador conozca el espacio, los contenidos expositivos y educativos y, los recursos con los que cuenta.

 

–     Capacitación y actualización continua para llevar a cabo experiencias, además de compartidas, informadas y contextualizadas.

 

–     Construcción y transformación de sentido. Los mediadores son constructores, a la par de los visitantes, de las experiencias que suceden en el espacio. La mediación es un acto educativo caracterizado por el aprendizaje realizado a través de la participación, la construcción y reconstrucción de conocimientos, un proceso alejado de la mera reproducción de información. Reuven Feuerstein (Romania, 1921) definió el aprendizaje mediado como el proceso en el que los estímulos que se encuentran en un ambiente son transformados por un agente mediador. Para que la experiencia sea realmente constructiva/significativa, Feuerstein determinó una serie de criterios a considerar por el mediador con respecto a los mediados (en este caso, visitantes) [1]:

 

  • Intencionalidad y reciprocidad: Determinar claramente la intención de las acciones o reflexiones, para implicar al mediado en el aprendizaje, haciéndole asumir los estímulos y retos de manera conciente. Este criterio se puede desarrollar desde antes de la visita al museo, a través de la página de Internet o en el salón de clases.

  • Trascendencia: Concebir, junto con el mediador, que la resolución de determinada actividad o reflexión no concluye en sí, sino que ha de servir para otros momentos de aprendizaje. Las actividades pre-visita y post-visita cada vez son más comunes, por lo que es importante que el mediador sepa que su labor no se concreta a un recorrido por la exposición, sino se dirige también hacia las posibilidades fuera del espacio museístico. Recordar que la mediación incluye modificabilidad.

  • Significado: Presentar ante el diálogo, situaciones o información que “signifique algo”; de tal manera, la experiencia se ha de introducir que en el sistema de significados adquiridos del visitante (recuerdos, deseos, conocimiento, contexto, intenciones).

  • Capacidad: Provocar en el visitante el sentimiento de “ser capaz de” observar, identificar, crear, jugar, reflexionar, etc.

  • Control del comportamiento: Controlar el inicio, ritmo y velocidad en que se desarrolla la actividad.

  • Aprendizaje compartido: Desarrollar actitud de colaboración y ayuda mutua entre el mediador y el visitante, y los demás visitantes. Una experiencia significativa se construye en conjunto.

  • Individualización y diferenciación: Aceptar al visitante como individuo único y diferente, capaz de pensar de forma independiente y diferente respecto a los demás.

  • Búsqueda, planificación y logro de objetivos: Trabajar, junto con el visitante, según objetivos concisos, reconociendo también la diferencia de sus intereses y objetivos de visita (entretenimiento, estudio, etc.).

  • Desafío y novedad: Fomentar la curiosidad, la aceptación a nuevas respuestas, y el pensamiento divergente. Sin duda, el mediador es un creativo.

  • Ser humano cambiante: Definir al visitante como sujeto activo, capaz de generar, procesar y cambiar la información, el entorno, las experiencias y a sí mismo. El mediador no es autoritario, ni impone el conocimiento, sino lo guía y acompaña a otros en sus procesos independientes.

  • Optimismo: La actitud positiva del mediador influye directamente la situación de mediación.

  • Pertenencia: Integrar al visitante para generar  un sentimiento de pertenencia al mismo espacio y el contenido con el que se trabaja.

 

 

El seguimiento a la actuación de los mediadores se puede realizar a partir de sistemas de evaluación, autoevaluación y retroalimentación: Por medio de la observación y tabulación de categorías que contengan las habilidades y actitudes del mediador y los criterios de mediación en relación a las características de los visitantes: Habilidades de comunicación, lenguaje adecuado al tipo de público, modulación, tono y volumen de voz, resolución de incidencias o situaciones puntuales dentro de su labor, criterios de aprendizaje mediado de Feuerstein, conocimiento del espacio y sus contenidos, adaptación de estrategias de mediación. Los mediadores también pueden realizar diarios donde expongan sus objetivos, logros y retos propios, así el seguimiento también se da de manera individual y única. Y, finalmente, establecer sesiones de retroalimentación en las que los mediadores retomen los valores de diálogo, intencionalidad, trascendencia, colaboración y pertenencia para sí mismos.

 

Referencias

 

Feuerstein, Reuven. Pnina S. Klein & Abraham J. Tannenbaum,  (1990) Mediated Learning Experience (MLE): Theoretical, Psychosocial and Learning Implications, Londres, International Center for Enhancement of Learning Potential.

 

Serrano, M. y Tormo, R. (2000). Revisión de programas de desarrollo cognitivo. El Programa de Enriquecimiento Instrumental (PEI). RELIEVE, vol. 6, n. 1. Recuperado el 1 de febrero de 2014 de:  http://www.uv.es/RELIEVE/v6n1/RELIEVEv6n1_1.htm.

 

 

 

[1] Serrano, M. y Tormo, R. (2000). Revisión de programas de desarrollo cognitivo. El Programa de Enriquecimiento Instrumental (PEI). RELIEVE, vol. 6, n. 1. Recuperado el 1 de febrero de 2014 de:  http://www.uv.es/RELIEVE/v6n1/RELIEVEv6n1_1.htm.

 

Texto /

nayeli@nodocultura.com

Historiadora del arte y maestra en museografía didáctica. Desde 2006, trabaja en el ámbito museístico, en la asesoría estratégica y metodológica de las áreas educativas. Es co-fundadora de NodoCultura.

2 Comentarios

Escribe un comentario