Museos mexicanos en redes sociales

“Romper los formatos significa una renuncia implícita y explícita del poder.
El museo tiene que dejar a un lado el poder para aprender a comunicar, para llegar, para acercarse a la gente…”
–Rufino Ferreras, Desarrollo Educativo del Museo Thyssen-Bornemisza,
II Encuentro de redes sociales en museos y centros de arte contemporáneo, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), 2012.

 

Gran parte de los museos mexicanos se han integrado desde hace años a las redes sociales[1], utilizándolas como un medio para gestionar su imagen y difundir sus programas. Mientras varias de estas instituciones aún mantienen un uso meramente informativo, otras aprovechan (y desarrollan) estos recursos para entablar vínculos con otras instituciones, profesionales y con su público directo.

 

Raúl Elizondo, en “Los museos en la era de la ciudadanía digital”, menciona algunas de las conclusiones obtenidas en el “Estudio sobre los hábitos de Internet en México del 2014” (realizado por AMIPCI), entre las que destaca dos aspectos que bien influyen en los museos y su relación con su público: Casi la mitad de los usuarios de Internet son adolescentes y jóvenes (mismo sector que más visita los museos para fines escolares o por intereses personales); y en México, las redes sociales son acudidas para obtener información por 9 de cada 10 usuarios.

 

Como mencionamos en un texto anterior, el público de un museo no es un grupo homogéneo, sino individuos que se acercan y acuden al museo bajo contextos, intereses, búsquedas y expectativas diferentes. El público virtual no es diferente y es también un usuario de los espacios: Algunos navegarán el sitio de Internet, otros contactarán al museo a través de correo o mensajes privados, también habrá los que dejen recomendaciones o quejas públicas en los perfiles de Facebook o Twitter, en otros casos participarán en dinámicas en éstas y otras redes, y compartirán su experiencia de visita (igualmente física o virtual) en estas plataformas. La relación que los museos establecen con sus usuarios virtuales es igualmente importante a la que llevan años trabajando con sus visitantes: La calidad de interacciones que desarrollan también es parte de la experiencia museística[2].

 

A continuación presentamos una lista de los veinte museos mexicanos[3] con mayor presencia en redes sociales (especialmente Facebook y Twitter, aunque hacemos mención de Instagram y Youtube[4], sin considerar otros recursos como Pinterest, Tumblr, Vine, etc. [5]), con información de Museum Analytics[6], Twitter México y notas tomadas para este fin. Las cifras que presentamos son aproximadas al momento de la realización de este texto[7].

 

 

¿Cuál es la singularidad de cada uno de estos museos? En la sección dedicada a los museos mexicanos de Museum Analytics, se muestran los contenidos con mayor interacción en Facebook y Twitter. Comúnmente el Museo Frida Kahlo y el Museo Nacional de Arte (MUNAL) son aquéllos que obtienen mayores seguidores y/o respuestas de parte de su público. La característica que define el uso de redes sociales de ambos museos es que, no solamente difunden sus actividades, sino que ofrecen diferentes formas de abordar sus colecciones, exposiciones y espacios (a través de listas de música, datos desconocidos, presentación de su personal, reflexiones de profesionales de los museos, alternativas de recorridos, etc.).

 

¿Con qué oportunidades cuenta Twitter para ser uno de los recursos más accesibles y usados por los museos? ¿Qué tendencias veremos en las redes sociales de los museos mexicanos? ¿Qué tipo de dinámicas se desarrollarán para vincular las colecciones y los usuarios (más allá del RT y los hashtags)? ¿Podríamos esperar mayores colaboraciones entre museos?

 

 

[1] La mayoría de los registros se realizaron en 2009.
[2] Para conocer más sobre el público virtual, recomendamos “Analizando el público virtual”, del Equipo CCCBLab, del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona.
[3] Los museos con mayor presencia en redes sociales se ubican en la Ciudad de México. Fuera de esta zona, el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, en Nuevo León, es el que más seguidores e interacciones tiene en las diferentes redes con las que cuenta: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube, Vine y Tumblr. Por ello, decidimos integrarlo a la lista.
[4] Elegimos mencionar estas redes por ser las más utilizadas. También se habrían de integrar otras plataformas de interacción tales como Tumblr, Pinterest, Flickr, Google+, Vine y Snapchat.
[5] Hacemos mención especial de 3Museos, conjunto formado por el Museo de Historia Mexicana, Museo del Noreste y Museo del Palacio, en Monterrey, Nuevo León, el cual tiene cuenta de Pinterest y Tumblr, ambas muy activas.
[6] Museum Analytics es una plataforma en línea que recopila información sobre las cuentas de Facebook y Twitter de los museos. Cuenta con el registro de más de 3 mil museos en el mundo; de México, solamente presenta datos de 18 instituciones.
[7] Enero 19, 2015.

+ artículos

Indagamos en los terrenos comunes y escenarios de contradicción de los museos y el patrimonio.

1 comentario

  • Sara Elena Mendoza Ortega
    febrero 19, 2015

    Sin duda, el uso de las redes sociales es un recursos imprescindible para acercar a los museos no sólo a su público cautivo, sino al potencial. En este sentido, Twitter ofrece una gama de posibilidades y oportunidades tales como las ya mencionadas y además, como medio y puerta de entrada para, por ejemplo, organizar micro y minicursos como lo han hecho el Museo del Prado o el Thyssen, e incluso para hacer al público partícipe de las propuestas de organización de exposiciones, eventos o hasta curaduría, ¿por qué no?

Escribe un comentario