Análisis del uso de las TIC en los museos

“Se trata de un modo de conocimiento ligado a características específicas de esa tecnología. […]
Pero conocimiento quiere decir aquí, asimismo: manera de pensar, de actuar, de interactuar. […]
La concepción del tiempo, la vivencia del espacio, la percepción de la causalidad, son modalidades del ser que se han visto modificadas en sus bases mismas a raíz de las transformaciones incorporadas por las tecnologías de la información y la comunicación…”
–Margarita Schultz, Filosofía y producciones digitales, 2006

 

Las tecnologías de información y comunicación (TIC) se han incorporado a los museos a través de las computadoras, interfaces táctiles, consolas de juego, Internet y telefonía móvil (+apps). Estas herramientas, empleadas adecuadamente, no solamente se vuelven un soporte alternativo de una colección o el propio museo, sino permiten una nueva experiencia de comprensión de los discursos curatoriales y museográficos por parte de los visitantes. Un ejemplo de ello, son las aplicaciones desarrolladas para dispositivos móviles con acceso a Internet como uno de los recursos que más han modificado la concepción museográfica: A través de su uso extendido de audio, imagen y video, como recurso de información e interpretación, posibilitan cambios tanto en la planeación y labor del museo como en la experiencia del visitante.

 

Dentro de estas posibilidades aún falta desarrollo y consideración del alcance de las TIC en relación a los museos y centros patrimoniales, al mismo tiempo que requieren de contar con un público tecnológicamente educado en la mayoría de los casos. Para ello, es importante considerar aspectos de diseño tales como usabilidad, funcionalidad y accesibilidad.
A continuación se presenta un breve análisis (problemas y soluciones) sobre la presencia (o la falta) de recursos tecnológicos de información y comunicación en relación a los museos y centros patrimoniales.

 

Debilidades (Factores Internos)
  • No poseer por parte del museo o centro artístico recursos tecnológicos de la información (computadores, pantallas interactivas, dispositivos móviles).
    Solución: Desarrollar un plan de acción interno institucional (patrocinios, rentas, colaboraciones entre instituciones) para adquirir este equipamiento con miras a estar a la vanguardia de herramientas museológicas.
  • No poseer plataformas digitales y multimedia, internet, web y redes sociales que permitan el vínculo con sus visitantes y el público virtual.
    Solución: Adentrarse en el mundo digital, capacitar personas, y adquirir estas plataformas digitales, bajo el plan de acción institucional.
  • No contar con personal especializado que posea conocimientos necesarios para manejar los recursos tecnológicos de información.
    Solución: Contratar profesionales que entiendan las nuevas tecnologías y sepan implementarlas a favor del espacio artístico y sus contenidos.
  • Contar con empleados que mantengan una mentalidad reacia a las nuevas tecnologías y su buen provecho para los contenidos del centro artístico.
    Solución: Desarrollar talleres de enseñanza sobre comunicación digital y el uso de sus recursos tecnológicos, para entender la importancia de los mismos, hoy en día, en el espacio artístico.
  • No adecuación del espacio artístico para contar con recursos tecnológicos de información y comunicación.
    Solución: Desarrollar estrategias y lineamientos museográficos tanto para la correcta implementación y adecuación de los recursos, como para el respeto del contenido expositivo.
  • Mal uso de los recursos tecnológicos de información y comunicación, que terminan en insuficiencias y mala transmisión de los contenidos.
    Solución: Asesorarse de expertos en el tema o capacitar al personal actual para el correcto uso de estos recursos. Además de escuchar y atender la retroalimentación de sus usuarios.

 

Amenazas (Factores Externos)
  • En algunos casos, el entorno social no está consciente de la importancia de los recursos tecnológicos de información y comunicación.
    Solución: Llevar a cabo jornadas de reflexión, análisis, asesoramiento y capacitación sobre el avance de la tecnología en la información e implementación de estos recursos en la actualidad. El objetivo es demostrar como mediante estas herramientas el público puede acceder más fácilmente a los contenidos del espacio artístico; al mismo tiempo se establece un vínculo más profundo con la comunidad.
  • Que los artistas, investigadores, curadores, museógrafos o profesionales de museos “tradicionales” no quieren ser partícipes cuando se utilizan recursos tecnológicos de información y comunicación.
    Solución: Capacitar sobre el buen uso de estos recursos para el futuro de su carrera y obra (si el caso lo permite).
  • Que los visitantes no cuenten con los recursos físicos o económicos para que, en el espacio cultural, puedan acceder a los recursos tecnológicos de información y comunicación.
    Solución: Acceder a otros grupos sociales y económicos a través de los cuales se pueda adquirir dichos recursos para préstamo o renta dentro del espacio.

 

¿Con qué otros problemas te has enfrentado en la implantación de tecnologías en tu museo o espacio cultural? ¿Cómo los has resuelto?

 

Periodista cultural y Máster en Dirección de Empresas Internacionales. Gestor de contenidos digitales enfocado en temas culturales.

3 Comentarios

Escribe un comentario