Llamada a la acción. Educadorxs de museos 2021

En noviembre de 2020, se llevó a cabo el Encuentro de Educadorxs de Museos. En caso de desborde recontruir la luna, dedicado a “ser, hacer, incitar, devenir en otras formas, inesperadas, intencionales, responsables, extrañas, radicales, juntxs”.

 

Después de una edición presencial en 2018, se planteó esta nueva reunión como una alternativa a los discursos y actividades que se promueven desde las instituciones para dar lugar a lo que realmente “nos quiebra, nos arma y nos une”. Desde las primeras conversaciones de planeación y organización hasta las memorias del Encuentro y las subsecuentes revisiones de lo realizado se construyó en compañía, con el abrazo, la generosidad y el trabajo de profesionales y colectivas que contribuyeron con sus experiencias, reflexiones y ánimos.

 

Cerramos el Encuentro conviniendo que para que este compartir cobre sentido entonces tenemos que atender lo que sucede después; y la forma de extender esta posibilidad es reunirnos de forma constante para continuar hablando sobre lo dicho y lo no dicho, retomar lo que quedó pendiente y seguir identificando fisuras y oportunidades. Es así como este 2021, decidimos hacer una llamada a la acción para que nuestra práctica museológica y educativa siga revolucionándose “a partir de la co-responsabilidad y el devenir con otrxs en la presencia, la convivencia y la resistencia”.

 

Además de mencionar el gran trabajo de Johanna Antonio (quien se aventó a hacer la primera actividad de este año), Liz García (que pacientemente nos escucha para aterrizar las ideas), Sebastián Santana (por su y gestión y empeño para que sigamos este proyecto), Erika Pérez (quien corrige nuestros textos), y más alborotadorxs que se han sumado a esta invitación; para dar mayor entrada de qué va, aquí comparto fragmentos de lo que he escrito para la presentación de esta Llamada a la acción. Educadorxs de Museos 2021 :

 

 

“Si no nos perdemos, nunca encontraremos una nueva ruta.”
Joan Littlewood

 

Existe un tipo de alboroto que, aún en el desorden, está lleno de regocijo; aquél que no es pasajero, sino que advierte las contradicciones de lo que funciona bien y anuncia la agitación persistente del cambio; aquél que es tanto incómodo como necesario para derribar sesgos y hábitos; aquél que convoca a hacer en grupo.

 

Este proyecto se dedica a una práctica museológica y educativa que comprenda y actúe a partir de la co-responsabilidad y el devenir con otrxs en la presencia, la convivencia y la resistencia. El programa 2021 se constituye a partir de las herramientas y condiciones que revolucionan las relaciones en, alrededor, a través y fuera del museo. Por todo aquello que puede ser, este espacio es para esos giros ingenuos, atrevidos, decididos, para el buen alboroto.

 

Más que un espacio físico o un actor institucional, el museo es una práctica de construcción del mundo (Autograph, 2020); y este proceso constitutivo continuo debería celebrar la emergencia de discursos críticos y negados, el quiebre de filtros de información, y los distintos modos de existencia y sentido.

 

Las actividades de 2021 se plantean como una alternativa a las inquietudes personales de lxs participantes y a los intersticios que juntxs, en la socialización de la práctica, hemos reconocido. De dos a tres veces por mes, de febrero a noviembre, extenderemos el encuentro a múltiples sesiones en línea desarrolladas en cuatro móviles:

  • Mesas de diálogo y conversaciones libres
  • Talleres teóricos y prácticos
  • Análisis de experiencias alrededor del ensayo y estado de quienes realizan prácticas vinculadas a la educación en museos
  • Rebotes y pausas para intercambiar desde los cuerpos y las cuerpas, el experimento, la improvisación
  • Reuniones para reforzar el trabajo colaborativo iniciado en 2020

 

Desde la exposición y visibilización de nuestro quehacer, el desarrollo de puntos de contacto y diferencia, la sensibilidad a la urgencia y a las circunstancias; la importancia de las relaciones afectivas y la evaluación de lo ya dado, oscilaremos entre el estado actual del museo y, sobre todo, lo que podría ser para nosotrxs y para otrxs. Mientras sucede el desborde y sin perder la mirada en la reconstrucción, el programa de Educadorxs de museos continuará siendo un terreno para alborotar, superar la incomodidad, romper piso, confrontar hábitos, cambiar de opinión, hablar alto y claro, reventar burbujas, aligerar la carga, hacer en grupo, mantenernos inconformes y llevar a la acción las posibilidades.

 

Esta es nuestra llamada a la acción.

 

*Más información en el grupo Educadorxs de museos o en educadorxsdemuseos@gmail.com.

 

 

+ artículos

Historiadora del arte y maestra en museografía didáctica.

En constante estado de Nepantla, desde Seattle, trabaja para museos e instituciones culturales de México y Estados Unidos, en la asesoría estratégica y metodológica de las áreas educativas.

Es co-fundadora de NodoCultura.

Escribe un comentario